Joven habría estado 16 horas amarrado a una camisa de fuerza en centro del SENAME en Valdivia

En base a la acción judicial, se especifica que el pasado 19 de septiembre, se recibió una denuncia dando cuenta la existencia de una contención mecánica innecesaria a un joven, que habría sido efectuada por funcionarios del Servicio de Salud en el Centro del SENAME en Las Gaviotas.

 

El hecho en sí, se habría suscitado la tarde del sábado 8 de septiembre, cuando el joven habría estado internado en la Unidad Hospitalaria de Cuidados Intensivos Siquiátricos del recinto y tuvo un altercado con un funcionario, donde se le procedió a inyectar un tranquilizante y posteriormente, se le contuvo mecánicamente y se le puso una camisa de fuerza.

 

Constanza de la Fuente, abogado del INDH en Los Ríos, dijo que este amparo que se presentó ante el Juzgado de Garantía de Valdivia, se interpuso debido a que la aplicación de la camisa de fuerza, “es un recurso utilizado en última instancia frente a la agitación psicofísica o frente a una fuerte pérdida del control de impulsos con la finalidad de evitar auto y heteroagresiones”.

 

De acuerdo a lo que se expone en el recurso de protección, “parece desproporcionada la medida realizada por el funcionario del Servicio de Salud UHCIP, pues no se puede apreciar el agotamiento de las medidas previas de contención mecánica”.

 

Según el recurso, durante este procedimiento, los funcionarios de Gendarmería habrían manifestado de forma verbal que este joven no necesitaba ser sometido a este procedimiento, ya que se encontraba calmado, algo que quedó evidenciado en una cámara Go Pro que utilizaban los gendarmes.

Lo que solicita el Instituto Nacional de Derechos Humanos con este amparo, es poder impedir que el funcionario que efectuó el procedimiento realice otra actividad con el menor, además, de ser acogido en su totalidad este recurso y que se declare ilegal el procedimiento.