Prototipo de ventilador mecánico que desarrolla la Universidad Austral de Chile inicia fase de testeo pre clínico en animales

A partir de este miércoles, tras la aprobación, por parte del  Comité de Ética-Bioética de la UACh se iniciará el estudio pre clínico controlado que permitirá validar el desarrollo de este prototipo de dispositivo de asistencia para ventilación mecánica.

Un equipo multidisciplinario de la Universidad Austral de Chile integrado por ingenieros, médicos y médicos veterinarios, de las Facultades de Ciencias de la Ingeniería, Medicina y Ciencias Veterinarias es el que está tras el desarrollo de un prototipo de dispositivo de asistencia para ventilación mecánica destinado a apoyar  a la red de salud púbica frente a la emergencia provocada por el Covid-19 y que inició la fase de testeo en animales.

El diseño de este prototipo comenzó hace tres semanas en el Laboratorio de Innovación Tecnológica LeufüLab de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería UACh, a cargo del investigador Dr. Guillaume Sérandour (PhD) y desde  el primer  día,  ha contado con la participación de un médico intensivista  involucrado en su diseño y pruebas,  lo que ha permitido que el aparato se vaya perfeccionando.

Este prototipo utiliza un sistema electomecánico que automatiza el proceso y permite controlar volumen de aire, respiraciones por minuto y cuenta con monitoreo de variables respiratorias. “Tenemos un prototipo funcional validado en laboratorio” señala Guillaume Sérandour, quien agrega que “lo que sigue ahora es continuar pruebas clínicas iniciales y modificación del diseño para dispositivo industrial”.

El dispositivo  diseñado  en Valdivia, desde su inicio se ha centrado en el usuario final que es el paciente y por ello el equipo ha sido riguroso en incluir a médicos y personal de salud experto en el área para su desarrollo  y  considera además  pruebas en animales, antes del uso en seres humanos.

Si bien no está diseñado para pacientes COVID 19, como tampoco lo están  las máquinas de anestesia actualmente reconvertidas para lo contingencia, la producción de este dispositivo con los parámetros de seguridad adecuados podrían permitir suplir la falta de ventiladores en el sistema público de salud ante el aumento de casos de COVID 19.